lunes, mayo 23, 2005

Articulo en Noticiasdot.com: ¿Es Jorge Cortell un Fraude?

Saltó a la fama tras prohibirle la Universidad Politécnica de Valencia dictar una conferencia en la que iba a mostrar como descargar archivos P2P a los alumnos
http://www.noticiasdot.com/publicaciones/2005/0505/2305/noticias/noticias_230505-14.htm


Angel Cortés - La fama tiene un precio y es posible que toda la aureola que ha conseguido levantar Jordi Cortell se vuelva en su contra si se confirma que el curriculum que muestra en su sitio web esta hinchado y no se corresponde con la realidad.Hace prácticamente dieciocho meses casi nadie en España conocía a Jordi Cortell.

Era uno más de los miles y miles de internautas rabiosos (y con toda la razón del mundo) por el Canon sobre los CDs impuestos por la SGAE y la persecución indiscriminada que hacía los usuarios de las redes P2P se ejercia desde esa sociedad gestora de los derechos de autor.

Como otros miles de usuarios mantenía un Webblog y desde este empezó a denunciar la actuación arbitraria de la SGAE y las complicidades que siempre encontraba con los Gobierno de turno para salirse con la suya. Su adscripción al cuerpo docente de la Universidad Politécnica de Valencia le abrió las puertas a otros weblogs que reproducían sus artículos y de allí a la fama al ser invitado a participar en conferencias a lo largo y ancho de nuestro país.Buena parte de la comunidad internauta española se sentía seducida por este profesor de una reputada Universidad experto en propiedad intelectual.

Si la SGAE tiene sus expertos, ¿porque no aquellos que son contrarios a la política de hechos consumados de esta entidad?Es cierto que muchas de las cosas que decía Cortell las exponían miles de usuarios en Weblogs y cartas al redactor, pero su extenso y prestigioso curriculum y el formar parte de la UPV era un distintivo de calidad que diferenciaba su discurso.

El boom

Sin conocerse aún las autenticas razones, Cortell decidió dar un campanazo este mes de mayo.Mando decenas de mensajes a todo tipo de listas, publicaciones y diarios electrónicos anunciando su disposición a enfrentarse a la SGAE en un acto publico. Iba a realizar una conferencia donde demostraría como descargar archivos a través de una red P2P y amenazaba, "Si es delito que me detengan".

La comunidad internauta enloqueció. !Era un valiente!, un nuevo Robin Hood en defensa del sufrido usuario al que nadie defiende y al que todo el mundo atropella.Y sucedió lo que tenia que suceder (no hace falta ser muy inteligente para haberlo previsto).

El rectorado prohibió su conferencia y ese hecho, de nuevo, permitió a Cortell ver su nombre impreso en decenas de sitios web y ser el protagonista de miles de mensaje de solidaridad.

¿Profesor?

La UPV aprovechó la situación para desmarcarse de ese personaje incomodo. Divulgo que no formaba parte del cuerpo académico de la Universidad y que solamente era un profesor contratado para dar clases en ciclos de postgrado.Estos cursos suelen ser organizados por empresas privadas que firman contratos con la Universidad y que contratan directamente a los profesores sin que estos tengan ninguna vinculación con el claustro del centro.

Desde las mismas paginas que iniciaron el "efecto Cortell" se denunció el interés de la UPV por desmarcarse del profesor y denunciaron que ste había sido apartado de los cursos de Master que hasta ese momento había impartido. "Represalia", "Censura"... Cortell ya era un heroe y nadie podia poner en duda sus hazañas, ni el efecto propagandístico que buscaba en su pretendida conferencia ni por supuesto su "excelente curriculum" que amparaba su actividad

El rey de las conferencias

La censura de su conferencia en la UPV fue el salto definitivo de su fama online al mundo tradicional. Su agenda de conferencias se ha disparado y ahora Cortell es un personaje codiciado e invitado en todo tipo de actos que tienen lugar a lo largo y ancho del país.Pero Cortell quiere más. Aplaudido y encumbrado se ofrece en su pagina Web para dictar sus cursos y charlas en cualquier rincón del mundo y así lo expone en su sitio web en un mensaje escrito en Inglés

.¿Títulos?

Sin embargo, desde algunos círculos se empezó a cuestionar este estrellato. Se investigo su curriculum y las conclusiones no pueden ser más negativas.

Buena parte de sus titulos son un fraude y además oculta información sobre algunos cursos para aumentar su prestigio.Según puede leerse en su propio sitio, Cortell es poseedor de una licenciatura, master y doctorado de la Brantridge University de Hawai una institución que, al parecer, vendía títulos por Internet y que, además, ha dejado de funcionar.

Aunque según algunas fuentes parece que fue clausurada por el propio gobierno federal estadounidense.Los títulos de esa pretendida universidad no son reconocidos en los propios EEUU. En algunos mensajes aparecidos en Barrapunto se cuestionan otros títulos obtenidos y que aparecen en el ya famoso curriculum.Así el UD de Oxford, se afirma, es un titulo que se sigue por correo, mientras que ASc del Kellogg C.College y en el que consiguió Magna Cum Laude es de un centro preuniversitario en el que el estaba becado como jugador de baloncesto, según puede leerse en BandaAncha.

Algunos internautas ponen hincapié en señalar que Cortell recorta el nombre del Kellog College para no dar pistas de que se trata de un un community College, unos centros que permiten obtener un grado asociado (vamos como un modulo) que convalidan como parte de una carrera en una universidad.La conclusión, para un buen número de internautas, es clara. Cortell es un fraude y un experto en marketing viral.Otros sin embargo, consideran que los vacíos que se presenta en su curriculum, no deberían servir para desautorizar el discurso del ¿profesor? ¿licenciado?, Cortell.

Los primeros coinciden en exigir que Cortell responda a los interrogantes. Su posición es clara, ¿Como podemos creer en alguien que nos ha mentido extensamente en su Curriculum?. Los segundos prefieren que el tema se zanje de inmediato y culpan a todos aquellos que extienden dudas sobre Cortell de ser cómplices de la SGAE.

No es el primer caso en la internet españolaEl caso Cortell no es el primero ni será el último.

En los albores de internet se hizo famoso un muchacho de catorce años que mantenía distintas paginas y que, además, era gerente de dos empresas de internet. Sus padres, explicaban los medios, eran sus empleados.

Luego se demostró que el chavalin no era más que un montaje de una familia que se promocionaba para conseguir clientes y proyectos presentando al niño en eventos y conferencias. Por cierto, no lo hacía nada mal.En este caso, muchos weblogs y bitácoras han sido cómplices de esta campaña de marketing que ha encumbrado a un personaje que sin entrar a fondo en su discurso seducía a las masas amparándose en un curriculum que "cantaba" a todas luces.Lamentablemente y ante los primeros anuncios de encontrarse ante un fraude buena parte de esos lugares cerraron filas y siguieron manteniendo su defensa a ultranza... a tan extremo que incluso un debate que ha generado más de 350 mensajes (uno de los más amplios en Barrapunto) sigue oculto en uno de los portales que más cancha y apoyo le ha otorgado.


Actualización
Barrapunto ha colocado la historia de Cortell en su portada
Corrección
Por error tipográfico aparecía en la entradilla de este articulo Universidad Politecnica de Violencia en lugar de Valencia, pido disculpas a los lectores por este error y a todos los integrantes de este centro por si se han sentido afectados

Barrapunto: ¿Un ídolo con pies de barro?

(Puntos:5, Interesante) por pobrecito hablador el Lunes, 23 de Mayo 2005, a las 07:52h (nº508527)
http://barrapunto.com/comments.pl?sid=52915&op=&threshold=0&commentsort=0&mode=thread&cid=508527

Lo malo de valerse de un farsante para defender las verdades es que se le puede hacer más mal que bien a la causa. El infame caso de Enric Marco [elmundo.es] lo pone en evidencia: ahora tenemos que los revisionistas [nuevorden.net] van a emplearlo para negar los crímenes de los nazis.

Vamos con lo de Cortell. A ver. Su Currículum Vitae se encuentra en Internet, tenemos dos versiones distintas, la nueva [mac.com] y la antigua [fortunecity.es]. Si traducimos todo eso y miramos los PDFs de sus ponencias, resulta que, según dice el propio Cortell, su titulación académica es esta:

Doctor en RRPP (PhD, Business Communication - Brantridge).
Master en Marketing (Master in Bussiness and Administration - Brantridge).
Ocho postgrados.
Licenciado en Económicas (Bachelor in Science - Brantridge).
Diplomado en Informática (University Diploma in Computing - Oxford).
Diplomado en Empresariales (Associate in Science - Kellog College). El problema con todo eso es que Brantridge University no es una "universidad difunta", tal y como reza el CV de Cortell. Ahí nunca se ha vendido formación, ahí lo que vendían eran títulos. A cien dólares el doctorado, por la jeta. Hasta que los federales les chaparon el chiringuito.

Mirad este informe [alaska.edu] del Ministerio de Educación (UAF Faculty Senate) de Estados Unidos.Quedaos con donde ponen a Brantridge University.

Luego tenemos este post [google.es] de un catedrático de la universidad estatal de Michigan.

Podéis ver como lo firma en nombre de degree.net. Os invito a contactar con él. El tío os podría poner al tanto de los detalles al respecto del entramado de universidades norteamericanas falsas.

Por lo visto, también os podéis comprar un doctorado en medicina en una universidad de palo [instantdegrees.com] por cien euros.

En cualquier caso, lo realmente relevante es que el Ministerio de Educación y Ciencia de nuestro país deja bien claro [wwwn.mec.es] a través del Convenio de La Haya que un título que no es oficial en Estados Unidos (no ha sido "expedido por la autoridad competente", la UAF Faculty Senate) no es oficial (a efectos de homologación) en la Unión Europea.

Con lo que tenemos que el tal "Dr. Cortell, PhD" no es ningún doctor, no tiene ningún master y no es licenciado puesto que nunca ha cursado estudios de segundo ciclo.Al no tener el título de grado (licenciatura), según el acuerdo de Bolonia, sus postgrados (post-grado) tampoco le son reconocidos como tales en cualquier concurso de méritos moderno. Con todo, tenemos que su abultado expediente se quedaría en esto de aquí:

Diplomado en Informática (University Diploma in Computing - Oxford).
Diplomado en Empresariales (Associate in Science - Kellog College). Vamos a mirar su diplomatura en empresariales por el Kellogg Comunity College (que no University).
Por ahora, mejor miramos el programa de estudios [cc.mi.us] para la titulación que dice poseer Cortell.Tenemos que, entre asignaturas obligatorias y troncales ("general education" y "core" respectivamente), sumamos 53 créditos (compatibles LOU). Tal y como funciona el sistema universitario yankee, de los créditos libres podrías convalidar la práctica totalidad jugando a basket al más puro estilo Forrest Gump.

No es que yo esté poniendo en duda si ese título puede valer por una diplomatura española o no. Lo que pongo en duda es si debería valerlo: tanto si es un título homologado como si no lo es, podéis estar seguros de que son unos estudios de pacotilla. Nuestros chavales de empresariales ya se lo han sudado más al acabar primero que un titulado por la KCC. Pedid referencias de ellos donde queráis. Yo lo he hecho y de poco me pongo a llorar. No es que las facultades gringas sean facilonas a muerte (que lo son, ¿para que negarlo?), es que hemos dado con una de las más chorras: contrastad los planes de estudios entre la KCC y cualquier otro college.

Concluyo preguntándome si Cortell posee realmente estudios universitarios [fàcilmente] homologables. No lo tengo claro. ¿Por qué no ha solicitado en Madrid la homologación de ninguno de sus papeles como hace todo el mundo?

En cualquier caso, lo que si que no resiste un análisis cabal es la cronología de sus estudios, por muy máquina que sea este señor. Si volvemos a su CV y sacamos un historial rápido, tenemos esto,

1990 - Abandona primero de ciencias políticas en la universidad de Washington al perder una beca de estudios.
1991 - Abandona primero de psicología en la UV al ganar una beca deportiva.1993
- Termina empresariales en Kellogg.1994
- Termina ADEM en Brantridge.1995
- Termina un MBA en Brantridge.1995
- Defiende su tesis en Brantridge. 1996
- Se pone a currar en una imprenta (Presval).1998
- Empieza a amontonar postgrados por España.2001
- Empieza a amontonar postgrados por Harvard.2001
- Entra de docente en el Master de Artes Gráficas de la UPV.2002 - Se monta una de esas .com que venden vapor.2003
- Se matricula de estudiante de informática a distancia en Oxford.2005

- Termina sus estudios en Oxford.
A vosotros, ¿os parece una trayectoria normal? ¿pasar en menos de cuatro años de bachiller a doctor? ¿soy yo que se me va la pelota o ese currículum es un fraude gigantesco? Un Associate degree son dos años. Un Bachelor otros dos. Un PhD son tres o cuatro. Un MBA son dos. Las cuentas no salen, ni siendo un genio. A mi ese calendario sólo me cuadra cuando se es un fantasma.

Y el resto de sus méritos no académicos también parecen ser una ínfula inflada: ni le he encontrado en las bases de datos del Wall Street Jornal ni le veo por la National Dean's List, ni veo tampoco ningún valor en ser miembro de asociaciones como Hispalinux o Phi Theta Kappa.

Y de su experiencia laboral mejor no hablo: nadie en el Financial Times, en la Internet Engineering Task Force o en la bolsa de Nueva York le conoce. Comprobadlo.

Si este tío es un farsante o no, a mi me trae sin cuidado: sencillamente no pienso contratarle y punto. A mi lo que me jode -y mucho- ahora es que,

Mis amigos lo van a adorar aunque todo esto que os comento se haga público. Y eso que la mayoría de ellos parecen ser más honestos y haber estudiado más que él.

Yo creía en él. Y vosotros también. Se ha reído de nosotros. De todos.

El tío ahora denuncia una conspiración de acoso y derribo en su contra.

Yo tengo méritos de años de esfuerzo en mi CV que nunca podré hacer constar porque no tengo un papel que me los avale. Y ahora resulta que un tío al que yo solía respetar tiene papeles que avalan méritos de años de esfuerzo que no posee. Muy bonito.

Internautas opinan: Guillermo López, "cortell es un charlatán"

Publicado en escolar.net http://www.escolar.net/MT/archives/2005/05/el_curriculum_d.html
Vamos a ver, son cuestiones distintas:

a) "Las ideas de Cortell son muy interesantes". No tengo un juicio formado al respecto porque no conocía a Cortell antes del follón de lo de la UPV y no he leído nada de él salvo su blog, así que no opino.

b) Lo de la falsificación del currículum. Aquí sí que opino:

- No ha falsificado dos cursos de verano, ha falsificado su título de licenciatura y doctorado. O sea, lo que sustenta casi todo lo demás (que, por otra parte, es más un currículum profesional que académico; un currículum académico daría mucha más importancia a las publicaciones que a los masters y cursos de posgrado).

- Por lo que he podido leerle, su defensa se resume en unas cuantas alusiones ad hominen, en hablar continuamente de él y en descalificar al mensajero como dicen algunos que también están haciendo con él. Pero no confundamos términos: por decir que es una vergüenza lo del currículum no se está poniendo uno "de parte de la SGAE", eso es ridículo. Lo que se está diciendo, en todo caso, es que no parece Cortell el más adecuado para representar a los defensores de la cultura libre frente a la SGAE.

- Incluso antes de esta fea historia, ya había motivos para considerarlo extremadamente exagerado, por cuanto en sus apariciones públicas, por lo que he podido comprobar, no se recataba en presentarse continuamente como "profesor de la UPV". Y profesor es, pero no de la UPV, es, en todo caso, profesor de un master en la UPV, que no es lo mismo.

- Lo que no entiendo, como argumentación básica en defensa de Cortell, es que decir que lo del currículum es impresentable sea "desviar la atención" respecto de cuestiones más importantes, "atacar al mensajero" y "estar afectado de titulitis". ¡Pero si es él quien más se ha significado, antes y ahora, por exhibir continuamente sus títulos, reales o supuestos!

En líneas generales, a mí me da la sensación, por lo que antecede, de que Cortell es fundamentalmente un charlatán, un vendedor de crecepelos milagrosos. Igual luego resulta que lo que dice es muy interesante, pero como fundamentalmente es, o parece querer ser, un personaje mediático, la desmesurada hinchazón / plagio de su currículum lo deja en una posición extremadamente endeble para luego ponerse a debatir con la SGAE o con cualquier otro, porque será demasiado fácil sacarle argumentos del estilo de "claro, quieres piratear porque incluso pirateaste tu currículum".

Y lo grave, desde la perspectiva que me imagino nos interesa a la mayoría de nosotros, es eso, no la falsificación en sí, que al fin y al cabo sólo le atañe a él y a quienes quieran contratarle.